lunes, 1 de enero de 2018

Château Haura 2015.


Puntos El Alma del Vino ... 17'50(20).

Vino tinto bordelés surgido del buen hacer de la familia Dubourdieu bajo la apelación Graves, que en su edición de añada 2015 reúne una base varietal mayoritaria de cabernet sauvignon con un aporte complementario de merlot, procediendo tras la vendimia manual a un proceso de vinificación tradicional que incluye fermentación alcohólica bajo control de temperatura desarrollada durante un periodo de entre veinticinco y treinta jornadas, finalizando con una maduración de doce meses en barricas de roble francés, con una proporción de madera nueva de algo más del treinta por ciento.
En copa parada tras el descorche muestra un cromatismo picota intenso, con reflejos púrpura y estampa de buena concentración, nariz que deja memorias de fruta roja y negra en sazón, guiños florales en segunda instancia, frente balsámico y menores gestos de influencia del roble, algunos especiados finos y un apunte entre ahumado y láctico de leve porte. La boca arranca sabrosa, con la fruta armando el paso, buen volumen y estupenda estructura, sustancioso y amable, la tanicidad evidencia marca y aporta una buena dosis de personalidad.
Muy buena persistencia y una retronasal que anuncia reclamos evocadores de cerezas y ciruelas rojas y negras, vainilla y cremas, con regaliz en el eje y rosas rojas a la par que un olivas negras y más lejanos tonos mentolados y de cacao, bombón inglés.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Tiene aún tiempo por delante para afinarse en botella en alguna medida, siempre cuidando una guarda responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario