miércoles, 10 de enero de 2018

Bodegas Carlos Moro Oinoz Crianza 2014.


Puntos El Alma del Vino... 16(20).

Elaborado con uvas de la casta tempranillo procedentes de las fincas sonserranas Gallamate, La Rad y La Canoca, este vino crianza de la denominación de origen Rioja, catado en su edición de añada 2014 plantea en su análisis la fortaleza expresiva de un rincón geográfico de la comunidad autónoma en el que la personalidad de la fruta sobresale en cuanto a empaque y singularidad.
Viñas situadas en ligera pendiente con asiento en suelos franco calizos y orientación cardinal norte sur, a una altitud de poco menos de seiscientos metros sobre el nivel del mar.
Tras la cosecha manual se procede con un proceso tradicional de vinificación que incluye una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, siguiendo con una maduración de doce meses en barricas de madera de roble americano y francés más un año complementario de afinado en botella antes de salir al mercado.
En copa parada asoma un cromatismo picota intenso con reflejos púrpura. Nariz mostrando recuerdos de fruta roja en sazón, tonos de confitura que abrazan especiados dulces, lácticos suaves y guiños balsámicos. Finaliza con evocaciones de tostados y frutos secos.
Boca amable e intensa, bien perfilada en el avance, con la acidez determinante y una estructura capaz. Persistencia de notable intensidad, la fruta prevalece sobre las influencias del roble. Taninos maduros y finos, declara una retronasal con evocaciones de ciruelas rojas y cerezas, pimienta y vainilla, motivo central de regaliz y epílogo con retornos de almendra tostada y terrosidad.
Buen alcance final.
Lo califico en esta edición de añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario