miércoles, 13 de diciembre de 2017

Pago Los Balancines Haragán 2014.



Puntos El Alma del Vino ... 15(20).

Bajo la responsabilidad profesional enológica de Pedro Mercado, me llega al objeto de mi cata y valoración este Haragán, que en su edición de añada 2014 se presenta en el mercado mediando una conjunción varietal paritaria de las castas tinta roriz y garnacha tintorera, con una maduración que sigue al pertinente proceso de fermentación alcohólica, de quince meses en barricas de madera de roble francés con origen en la tonelería Seguin-Moreau.
Ensamblaje paritario de la versión portuguesa del tempranillo con la tintorera, también nombrada como Alicante Bouschet, resultante esta del cruce entre Garnacha y Petit Bouschet, en un afán de aportar mayor cromatismo a los vinos.
Tras el descorche inicial y el primer servicio en copa, apunta un cromatismo picota de buena intensidad, con reflejos grana ligeros. Nariz con recuerdos de fruta roja confitada y algunos guiños balsámicos suaves que pronto abren paso a memorias lácticas procedentes del roble que se alían con especiados y ahumados. La fruta gana terreno en el perfume a medida que avanza la cata y el vino se oxigena. Buena entrada, hay sapidez y algunos puntos golosos, buen lineal de acidez, frescura, aportando en la expresión tánica un débil tono astringente. Tal vez sea en esta fase donde puedo echar en clave correctiva menor expresión de la madera, aunque en cualquier caso tampoco sea un defecto. Tiene credencial de prolongación, buena persistencia, con la retronasal abundante en memorias de cerezas y ciruelas rojas, sensación de mermeladas y sutil licorosidad, regaliz balsámico, roble y crema, algunas flores y un final en donde se marca un fino aire de mina de lapicero.
Va de menos a más hasta mostrarse como un vino con buenas dosis de sapidez y una indisimulable pretensión de propia personalidad.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario