martes, 17 de octubre de 2017

Champagne Henriot Blanc de Blancs.


Champagne Henriot Blanc de Blancs.

Puntos El Alma del Vino ... 16 (20).

Otra de las referencias que pude catar durante la última visita de Jordi Melendo a Bizkaia, y en concreto a la Escuela de Hostelería de la Universidad del País Vasco, con sede en Leioa. Es de agradecer y aprovecho esta entrada del blog para hacerlo, la labor de personas como mi amigo Jordi, apasionados difusores de la cultura del vino y el viñedo, por encima siempre de intereses puntuales y purismos talibanes. Blanc de Blancs de la Maison Henriot, asentada en Reims desde el ya lejano año 1808, que se elabora con fruta de la casta chardonnay, vendimiada en premiers grands crus de la Côte des Blancs, en fincas localizadas en Trépail, Epernay, Montgueux, Vertus, Chouilly, Avize Mesnil sur Oger, con una cantidad aproximada del treinta por ciento de vinos de reserva. Maduración en botella antes de salir al mercado por un periodo de entre tres y cinco años, siempre manteniendo las condiciones propias para tal fin, en las cavas de la bodega.
Tras el descorche y con el primer servicio en copa asoma un cromatismo amarillo pálido intenso y brillante, con reflejos verdosos. Buen despliegue de burbuja fina, con la nariz recogiendo memorias de fruta y flores, algunos especiados ligeros y un tono inequívoco de bollería. En el eje hay espacio para un retorno aromático en clave balsámica, muy sugerente, que algunos de los presentes en la masterclass identifican al mismo tiempo que yo como hojas de menta.
Buen equilibrio de fragancia, que deja paso a una boca llena de viveza, la fruta abriendo paso en el avance, buena traza de acidez, envolvencia y el chispeante recurso de las burbujas bien integrado. Prolonga sus sensaciones en el alcance del paladar, suave y al mismo tiempo intenso, buena persistencia. La retronasal habla de limón y melocotón de viña, guiño de confitura, algunos frutos secos rodeados de más apoteosis pastelera, mentolados y un punto de vainilla muy lejano. Hay notas de pétalos de rosas blancas y jazmín.
Magnífica singladura gustativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario