sábado, 2 de septiembre de 2017

Vignobles Coutant - Château Barrail Saint André 2013.



Vignobles Coutant - Château Barrail Saint André 2013.
Puntos El Alma del Vino ... 15 (20).

En Saint Étienne de Lisse, comuna francesa del distrito de Libourne, la tercera generación de la familia Coutant administra dos hectáreas de viñedo en propiedad, situadas en la parte baja de una ladera. Cepas de merlot, con una edad media de poco más de cuarenta años y asentadas sobre terrenos de composición calizo arcillosa que sirven para dar vida, previa cosecha y proceso tradicional de vivificado a este vino, que en su edición de añada 2013, pude catar durante una reciente visita a Saint- Émilion y más concretamente a la coqueta sede social de Jean Luc Thunevin. Acredita una maduración en barricas de madera nueva de roble francés durante un periodo de doce meses.
En su primera aproximación y apreciando una cromática apacible apicotada y limpia, surgen en la cercanía aromática recuerdos de fruta fresca y apuntes de especias dulces y madera de cedro, estas en un segundo plano aclimatadas a los destellos frutales, siendo estos los que marcan el aroma principal del vino. Se nota la realidad de la madera nueva de roble, aunque considerando que su protagonismo no nubla la frescura de la merlot, puedo afirmar que hay un eficiente ensamblaje y un más que decente equilibrio entre fruta y madera.
En la entrada de boca apunta frescura y despliega un buen cauce de acidez, denota una buena extracción y una afinada expresión tánica, sin puntas ni percusiones. Es fresco y su ritmo me resulta ascendente, mantenido, llegando al final con buen crédito y persistencia. Devuelve en la retronasal la eficaz seña de la fruta madre, la merlot bordelesa, moras y frambuesas, algunos guiños de flores violetas y un punto especiado dulce que se conjunta con retornos procedentes de la influencia del roble francés, balsámicos más ligeros y un brillo tostado que desemboca en buen nivel de sapidez y longitud final.
Merlot de la finca La Fagnouse, que en el siglo diecinueve formalizara el Conde Vacher de Corbac y que desde 1920 forma parte de una familia, los Coutant, cuya pasión por viña y vino es sólo comparable a su mimo en el trabajo y a esa práctica de micro cuvée tan sencilla como admirable.
Lo que algunos definimos como jardinería vitícola en el campo y capacidad expresiva vinícola en la bodega.
Elegante, fidelidad varietal y respeto a la identidad de origen.
La virtud del equilibrio y una fruta cuya calidad resulta fehaciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario