martes, 30 de julio de 2013

Bodegas Ostatu Gloria 2007.



Quiero agradecer a los responsables de Bodegas Ostatu su colaboración con este blog de difusión de la cultura vitivinícola mediante el envío de esta muestra de su Gloria en edición de añada 2007, recién salida al mercado.
Con Iñigo Sáenz de Samaniego como patrón enológico, este monovarietal de tempranillo está elaborado con frutos procedentes de las parcelas Revillas, Carralaguardia y Lagunazuria, situadas en los términos municipales de Leza y Samaniego, en una altitud media de quinientos ochenta metros. Terrenos de exposición sur, con suelos de composición arcillo calcárea y con cascajos. La edad media del viñedo es de entre sesenta y ochenta años.
Selección del fruto en el propio viñedo, ligero despalillado, maceración prefermentativa en frío, con un proceso de fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable durante un periodo de dieciocho meses, con control de temperatura. Remontados y bazuqueos, con maloláctica en barricas nuevas de roble francés. Dieciocho meses de envejecido, sin filtrados ni estabilizaciones.
El vino se presenta en copa parada con un color apicotado intenso, reflejos violáceos y grana. Nariz en donde aparecen plenos recuerdos de fruta roja y negra maduras en sazón, especiados suaves y un fino tono tostado, lejano aún. En una segunda aproximación, tras mover la copa; aparecen notas de perfume mineral. Es largo en cuanto a intensidad aromática.
Boca profunda y densa, con un buen arranque que presume de fruta fresca y que se alarga sin que el dulzor frutal sea protagonista, dejando espacio a la frescura y a un punto salino que se pronuncia cuando el vino contacta con el paladar. Equilibrado, pleno en cuanto a fruta, aunque dejando un buen espacio de mérito a la madera. Un vino en el que los taninos se muestran bien púlidos, finos y con una buena balanza de dulzor. Buena persistencia, el vino responde al perfil de ducha de fruta.
Retronasal que aporta recuerdos de moras, arándanos, cerezas y frambuesas, con puntos de vainilla y pimienta, y un magnífico epílogo de terrosidad y salinidad.
Me ha encantado, lo califico en esta novedosa añada 2007 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Le intuyo una franca progresión en botella, aunque a día de hoy ya es un valor seguro de presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario