sábado, 31 de marzo de 2012

Abadía de Poblet 2005.


Cuando el Grupo Codorníu se lanzó a la plantación de viñedo en una extensión de nueve hectáreas dentro del recinto del Monasterio de Poblet, servía al proyecto de recuperar aquella bella tradición de los monjes cistercienses, que cultivaron la varietal pinot noir en la Borgoña francesa desde el siglo once. La primera añada de este vino salió al mercado en 2002, y hoy traigo a este blog mi cata de la añada 2005.
Se trata en suma de un vino obtenido a partir de frutos que crecen en viñas asentadas sobre suelos pizarrosos, con las montañas de Prades vigilando el buen crecimiento y la maduración del fruto.
Son viñedos con exposición norte, dispuestos en una altitud de seiscientos metros.
Su crianza es de doce meses en barrica de roble francés.
El color de esta añada 2005 del Abadía de Poblet presume de una gama cromática apicotada granatosa, con tonos brillantes. La nariz sugiere recuerdos de fruta roja y negra madura, complementada con notas certeras de  flor de naranjo y especiados ligeros, destacando la nuez moscada. Esencialmente es un vino de aromas frutales y florales, que son los que han dominado mi aproximación. La boca recrea buena entrada, con una precisa acidez, que evoca notas frutales cercanas a la licorosidad, manifestando una personalidad redonda, en donde cada pieza encaja a la perfección. No predominan las notas de madera sobre la fruta, que aunque se muestra distinta en cuanto a intensidad y madurez en nariz y en boca, siempre manifiesta protagonismo. Buena estructura. Su ritmo durante el recorrido es alegre y elegante, con unos taninos bien pulidos, demostrando potencia y madurez. Medio cuerpo y buena persistencia. Postgusto que vuelve a poblar de fruta nuestros recuerdos, sugiriendo también hierbas silvestres, pétalos rojos, notas de madera que aportan cacao, y un soberbio final que nos llena con un agradable amargor. Es profundo ese final, y pone el broche de oro para un gran vino. Exquisito.
Más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario